Institute of Biochemic Medicine
(Asia Pacific)
Servicing Australia, New Zealand and the Asia Pacific Region

SCHUSSLER SALTS TRANSLATED - Spanish

LOS MINERALES PRECIOSOS DE LA VIDA

Dr. (med) W.H.Schussler

Los minerales, como las vitaminas, son elementos naturales esenciales para la salud mental y física en general.>Los minerales son un componente intrínseco de cada célula viva de nuestros cuerpos; en los huesos, dientes, músculos, tejidos suaves y carnosos, en la sangre y las células nerviosas. Los minerales ayudan a mantener los procesos del cuerpo y a realizar una multitud de funciones. Sin embargo, los diversos minerales del cuerpo están estrechamente integrados el uno con el otro, y a menudo la deficiencia de un mineral perturba y retrasa la función de los otros minerales. Esto fácilmente puede resultar en mala salud, falta de energía y deterioro muscular y mental. Hasta hace poco, las comidas frescas y naturales eran nuestra garantía de obtener todos los minerales necesarios en un consumo balanceado.

Desafortunadamente, cualquier refinamiento, procesamiento, extracción o adición (sal, azúcar,químicos, preservantes,etc.) a las comidas, destruye la combinación natural de minerales. Esto, junto con los métodos modernos de la agricultura, podría significar que las plantas que consumimos pueden carecer severamente de los elementos minerales esenciales.

Cuando se sospecha una deficiencia mineral específica, la dieta puede ser complementada con suplementos alimenticios naturales. Estos productos proveen un apoyo significativo para una vida saludable cuando la dieta es inadecuada.

SALES MINERALES BIOQUIMICAS

A principios del siglo diecinueve, el doctor W.H. Schussler- un célebre químico-fisiólogo y físico alemán, identificó doce “sales de tejido”, que se encuentran en cada célula humana. Estas sales tisulares o “sales celulares” son componentes minerales vitales del cuerpo. Se combinan con sustancias orgánicas del cuerpo para producir y mantener un número infinito de células tisulares que componen el cuerpo humano. Por lo tanto, cualquier deficiencia o desbalance de las sales celulares puede resultar en alguna enfermedad - cuyos síntomas varían de acuerdo a la “sal celular bioquímica” deficiente. El Dr. Schussler descubrió que si el cuerpo carecía de cualquiera de estas sales, se producía la pérdida de la salud. Sin embargo, llegó a declarar que si la deficiencia era corregida, el cuerpo podría de hecho sanarse por sí mismo.

Es importante notar que las sales celulares bioquímicas de Schussler NO son drogas, sino valiosas micro dosis de alimentos para las células, las que son preparadas homeopáticamente en forma extremadamente diluida para asegurar su rápida y fácil asimilación, para restaurar rápidamente el balance natural de los sistemas del cuerpo.

Calcium Floratum (Fluoruro de Calcio)

El Fluoruro de Calcio ayuda a mantener la elasticidad de los tejidos y es útil en condiciones asociadas con tejidos que están muy relajados y estirados. Esto incluye los vasos sanguíneos dilatados, tales como las hemorroides y las várices. El Fluoruro de Calcio se encuentra también en el esmalte de los dientes y en la superficie de los huesos. Ayuda en la circulación normal de la sangre y en el tratamiento de la piel agrietada, torceduras de músculos y ligamentos dañados. Ayuda a fortalecer los vasos sanguíneos, los huesos y los dientes.

Calcium Phosphoricum (Fosfato de Calcio)

El Fosfato de Calcio tiene una influencia benéfica para la digestión y la asimilación. El Fosfato de Calcio es la sal para los huesos y también está presente en los dientes. Ayuda a construir los distintos glóbulos sanguíneos y puede ayudar durante la dentición y la pubertad, así como en la convalecencia y durante los años mayores. También asiste en la prevención de calambres musculares y en el dolor durante la menstruación, especialmente para las jovencitas. Es beneficioso para combatir la anemia, las enfermedades de los huesos, debilidades de la constitución del cuerpo y para dolencias que son persistentes.

Calcium Sulfuricum (Sulfato de Calcio)

Es un constituyente del tejido conectivo, de las membranas mucosas y de la piel. El Sulfato de Calcio ayuda a disipar las acumulaciones de materia en descomposición no funcionales. Estos materiales pueden permanecer inactivos (latentes) o bien descomponerse poco a poco y causar daño a los tejidos adjacentes. El Fosfato de Calcio es beneficioso para el sanamiento lento de las heridas, durante la última fase de la supuración, así como para las espinillas (acné), granos, forúnculos, úlceras, abscesos, etc.

Ferrum Phosphoricum (Fosfato de Hierro)

El Fosfato de Hierro es considerado como el “transportador de oxígeno” y es de beneficio para cualquier condición inflamatoria o febril, tal como cuando hay enfermedades que resultan a partir de un disturbio en la circulación – como los acaloramientos, dolores, enrojecimientos, dolores pulsantes o pulso acelerado. El Fosfato de Hierro es de beneficio durante la primera fase de las enfermedades agudas, resfriados, bronquitis, infecciones respiratorias, reumatismo, etc. El hierro ayuda a mantener la resistencia del cuerpo hacia las enfermedades.

Kalium Chloratum (Cloruro de Potasio)

El Cloruro de Potasio puede ayudar con el alivio temporal de desórdenes respiratorios menores, tales como la dificultad para respirar y respiraciones ruidosas o silbantes También ayuda a reducir la congestión mucosa durante los resfriados y la sinusitis. El Cloruro de Potasio es beneficioso para las glándulas linfáticas y para los problemas asociados con secreciones blancas o grises de la piel, o cuando hay inflamaciones glandulares. Es especialmente benéficio para gargantas dolorosas y ulceradas, amigdalitis e infecciones catarrales del oído medio. Por lo general es usado en conjunto con el fosfato de hierro.

Kalium phosphoricum ( Fosfato de Potasio)

El Fosfato de Potasio es un constituyente de las células nerviosas y células del cerebro, siendo un tónico útil para los nervios. Esta sal tisular está indicada en casos cuando hay estrés y tensión, así como cuando aparecen síntomas de naturaleza nerviosa. Es particularmente valioso para calmar la irritabilidad emocional, la depresión, el nerviosismo y las rabietas de los niños.

Kalium Sulphuricum (Sulfato de Potasio)

El Sulfato de Potasio trabaja en conjunto con el Fosfato de Hierro como transportador de oxígeno y tiene un efecto beneficioso en la función respiratoria y de circulación. Es también de beneficio para la piel y erupciones menores con escamaciones o exudaciones pegajosas como la caspa, varicella, etc.

El Sulfato de Potasio también ayuda a aliviar problemas catarrales asociados con supuraciones amarillas o verdes, especialmente de las membranas mucosas de la nariz o la vagina. A menudo es usado al final de un resfriado, cuando la exudación es profusa y frecuente. A veces es de beneficio para dolores reumáticos cambiantes. Abre los poros de la piel, trae circulación a la superficie y promueve la transpiración. Por esta razón es a menudo de beneficio al alternarlo con el Fosfato de Hierro. Bueno para fiebres que suben en la noche.

Magnesium Phosphoricum (Fosfato de Magnesio)

El Fosfato de Magnesio es otro elemento mineral de los huesos, dientes, cerebro, nervios, sangre y de los músculos. Es de beneficio para el tratamiento de los calambres musculares, espasmos y problemas leves de los nervios. Es el remedio principal para las dolencias de naturaleza espasmódica, como lo es el cólico, cólicos menstruales, palpitaciones, tos espasmódica, dolor de dientes, neuralgias y dolores agudos en general. Remedio importante para cólicos en los bebés. De beneficio en muchos casos de agotamiento debido a malestares emocionales.

Natrium chloratum (Cloruro de Sodio)

Considerada la “Sal del Agua”, el Cloruro de Sodio ayuda a controlar el grado de humedad en los tejidos, y por lo tanto es de beneficio para el alivio temporal de las condiciones de resfriados acuosos (síntomas de secreción nasal y ojos llorosos.) También puede ayudar cuando hay resequedad de los tejidos y en algunos casos de estreñimiento, siendo útil en ciertas condiciones de dolores de espalda y molestias digestivas que resultan por el poco ácido.

Natrium Phosphoricum (Fosfato de Sodio)

El Fosfato de Sodio ayuda a mantener la alcalinidad de la sangre, emulsifica los ácidos grasos y mantiene disuelto el ácido úrico en la sangre. Por lo tanto, el Fosfato de Sodio puede ayudar a los niños a los que se les ha dado mucha azúcar y que sufren de una condición de acidez del sistema. También ayuda en el alivio temporal de la indigestión estomacal, dispepsia, acidez, lombrices intestinales y tendencias reumáticas leves.

Natrium Sulfuricum (Sulfato de Sodio)

El Sulfato de Sodio ayuda a balancear la cantidad de agua en los tejidos y, si es necesario, eliminar el exceso de líquidos. Constituye la Ayuda Bioquímica para el hígado, el bazo y los riñones. Como tal, el Sulfato de Sodio puede ayudar en el alivio temporal de los trastornos biliosos, problemas del hígado, malestares digestivos y algunos síntomas de la gripe.

Silícea (Oxido de Silicio)

Un bioquímico eliminador y limpiador, el Oxido de Silicio es parte del tejido conectivo. Promueve la supuración y la descarga de desechos, y de ese modo inicia el proceso de sanación dispersando acumulaciones potencialmente dañinas, tales como las erupciones de la piel y condiciones tóxicas de la sangre, abscesos, furúnculos, etc. En la primera fase de cualquier hinchazón, se debería dar el Fosfato de Hierro y el Cloruro de Potasio; pero si estas sales fallaran en parar el proceso, la Silícea debe de tomarse para madurar el absceso y provocar su eliminación. El Oxido de Silicio también es de beneficio para la salud y fortaleza normal del pelo y las uñas.

En esta forma natural de medicina se trata de: a) diagnosticar de cuál sal o cuáles sales minerales está careciendo el organismo; b) establecer la causa de la carencia; de esa manera, poder suplementar temporalmente la sal mineral necesaria para estimular el sistema celular, incrementando el mecanismo natural de defensa del organismo y ayudando en la prevención de la enfermedad. Además, es un remedio natural y económico que puede ser un tratamiento complementario excelente y además compatible con la medicina alopática. Las sales minerales de Schussler sólo están disponibles por medio de los practicantes de salud.

Este folleto informativo ha sido publicado por y esta protegido por los derechos de autor ©:

The Institute of Biochemic Medicine

Post Office Box 8, Nanango, Queensland

Australia 4615

© Institute of Biochemic Medicine (Asia Pacific)
Powered by Wild Apricot Membership Software